‘¡No se olvide de mi puesto, ‘chif’!’